EL GORRIÓN COMÚN DESAPARECE

Entre las mesas de la terraza de la cafetería el pequeño bando de gorriones arriba como piratas del aire en busca del sustento fácil. Se mueven a graciosos saltitos entre las patas de las sillas y mesas, sorteando las pisadas de los clientes y las rodadas de los coches de la calzada. Las plumas del pecho siempre revueltas parecen cubrir sus patas mientras se desplazan. Las migas del desayuno de los humanos les suponen un buffet libre con sabor a tostadas, magdalenas, galletas y mucho azúcar, y eso es aprovechado por estos bandoleros del aire.

El organizado grupo va peinando el suelo de manera efectiva en busca de alimento. El organigrama en forma de escuadrón les permite encontrar las migajas de una manera más eficaz y poder realizar maniobras de dispersión ante el ataque de un depredador con gran éxito.

Algún que otro miembro lleno de valor por el hambre rompe el protocolo y se sube a las mesas para robar un trozo de tostada ante el asombro de los humanos. Este exhibicionista sabe que un par de gritos penetrantes y estridentes le pueden proporcionar unas migajas extras de otra mesa que quiera deleitarse con su presencia.

Macho de gorrion comun

Macho de gorrion comun (Passer domesticus)

CARACTERISTICAS DEL GORRION COMUN

Si nos fijamos en el grupo, los machos ostentan un plumaje rico lleno de contrastes sobre todo en la cabeza. En invierno lucen una banda pardo-rojiza detrás del ojo y un babero bien oscuro. Mientras que las hembras son menos vistosas. Al observar estas aves entre agosto y septiembre tendremos más problemas para diferenciar los machos jóvenes de las hembras.

Podemos confundir al gorrión común con el gorrión molinero, aunque este tiene una mancha negra en la mejilla que lo diferencia; y con el moruno, que tiene el vientre repleto de listas negras.

Un par de chillidos del macho más veterano alertan al grupo. Algún peligro acecha y con un vuelo de aleteo rápido en línea recta el bando desaparece de la terraza de la cafetería hasta adentrarse en el parque de enfrente. Donde tras el banquete el ruidoso grupo se bañara en el charco que produce una fuente rota y se desparasitara con baños de polvo y secándose al sol.

ORIGEN E HISTORIA DEL GORRION COMUN

El gorrión común es el ave mas distribuida del mundo. Este pequeño pajarillo tiene su origen en el Cáucaso y el área del Nilo. Durante siglos estas aves en principio granívoras y más tarde omnívoras acompañan al hombre. Nada menos que desde hace 10.000 años se encuentra cerca de nosotros.

A lo largo de la historia ha sido alabado, denostado y perseguido en ocasiones. Se trata de un ave común desde que en la Prehistoria el hombre comenzó a vivir en sociedad. La civilización egipcia los dibujaba para representar las artes amatorias. Las copulas de estos son tan frecuentes que pueden superar las 200 diarias. Los romanos lo veneraban como ave protectora del hogar y la despensa, ya que consumía los insectos que aparecían en ella. En China, Mao Zedong, con el proyecto Gran Salto Adelante, decretó que los gorriones comunes fueran aniquilados hacia 1958 porque supuestamente acababan con las reservas de los almacenes de grano. Hasta hoy en día en Japón representan de manera justa la lealtad.

NOMBRE CIENTÍFICO DEL GORRIÓN COMÚN

Su nombre científico Passer domesticus hace clara alusión a su cercanía con el hombre. También en inglés House sparrow y en francés moineau domestique se le distingue por su vinculación al ser humano. En España se le denomina pardal dejando claro los colores que viste. Actualmente su talla, que ronda los 15 cm, sirve de referencia para catalogar otras aves de tamaños parecidos en las guías ornitológicas.

Su gran capacidad de adaptación le ha permitido residir en todo tipo de ambientes, desde el desierto hasta las zonas de alta montaña. A pesar de ser el paseriforme mas distribuido del mundo hoy se encuentra en regresión sobre todo en Europa. Reside por toda ella, aunque en Islandia es muy escaso. En Italia y Creta podemos ver la subespecie Passer domesticus italiae. Para diferenciar estos deberemos fijarnos en su coronilla y en sus mejillas que son más pardas.

Ya no es tan fácil decir que es el ave urbana más frecuente. A pesar de esto sigue siendo inquilino habitual de construcciones aisladas en el campo como casetas, corrales y palomares. En zonas rurales de España, Francia y Portugal todavía es posible ver dormideros comunales fuera de la época reproductora (de septiembre a diciembre) entre la vegetación de ribera.

En época de celo las hormonas sexuales transforman al macho. Su pico pardo cambia a un profundo azabache y el babero negro cubre casi por completo su pecho. Es en esos momentos cuando podemos ver una hembra rodeada por varios machos que dan vueltas a su alrededor con sus colas abiertas en forma de abanico. El vencedor es separado de la escena por los picotazos que le propina la hembra en el flanco.

Aunque se trata de una especie monógama las parejas que se forman se agrupan en colonias de cría lo que favorece claramente la poligamia. De forma frecuente se hibrida con el gorrión molinero.

Hembra de gorrión común

Hembra de gorrión común

EL NIDO DEL GORRIÓN COMÚN

La colonia está formada por 10 a 15 parejas. En ella los individuos primerizos construyen su propio nido de forma esférica entre abril y agosto mientras que los más mayores reutilizan los de años anteriores. En ocasiones usan los nidos de avión común o de avión zapador beneficiándose de las ventajas de intimidad y seguridad que suministran. También se dan casos en que la colonia se instala en la base de los nidos de cigüeña blanca, en orificios y aleros de los tejados o entre la maleza o las enredaderas de las paredes.

De las posibles dos a tres puestas que son capaces de sacar adelante entre abril y julio los tres a siete huevos blancos con manchas pardas se encuentran en un nido desaliñado forrado de plumas. En ellos podemos encontrar desde cabello humano, plásticos, pajas y hasta lana de oveja. Según los recursos que aparezcan en la zona de nidificación. Llegando hasta el punto de encontrar en nidos instalados en jardines de zonas hospitalarias restos de algodón y vendas usadas. Con el consiguiente peligro sanitario que esto conlleva.

Se desconoce el porqué en las ciudades los nidos de gorrión común tienen un mayor volumen que en zonas rurales. En su afán por ocultarse de los peligros llegan a realizarlos en calentadores o en salidas de humos y gases. En Madrid se dio el caso de encontrar cientos de cadáveres en una estatua ecuestre de Felipe IV que fue cambiada de lugar. Al parecer los gorriones entraban por un orificio de la boca del caballo para nidificar y morían al no encontrar la salida.

ALIMENTACIÓN DEL GORRIÓN COMÚN

Para el desarrollo de los pequeños gorriones hace falta que los adultos aporten insectos lo que puede darnos una de las claves de su declive. Ya que los fungicidas y plaguicidas que se usan en parques y jardines acaban con esta reserva de proteínas. Como dato curioso diremos que sobre todo en España la tradición de echar arroz sobre los novios a la salida de la iglesia en las bodas es aprovechada en el mes de mayo por estos oportunistas. Convirtiendo este cereal en la base de su dieta ese mes. Pero también consume los frutos del aligustre y del moral así como todo tipo de semillas. A las dos semanas los jóvenes abandonan el nido.

DEPREDADORES DEL GORRIÓN COMÚN

Entre sus depredadores destacan las rapaces diurnas como el aguilucho cenizo, gavilán, alcotán europeo, halcón peregrino y aguililla calzada. Entre las nocturnas se encuentran la lechuza común y el búho chico. En las ciudades también suponen un peligro para ellos los gatos callejeros.

DECLIVE DEL GORRIÓN COMÚN EN EUROPA

El declive del gorrión común, sobre todo en zonas urbanas, parece estar relacionado con la falta de alimento debido a una mayor limpieza de las ciudades y los contenedores cerrados de basura. Así como la disminución de cavidades y aleros apropiados para la cría. A esto unimos las bajas por depredación y la competencia interéspecifica con especies de mayor tamaño por alimento.

Gorrion comun

El Gorrión común disminuye su población en Europa

Les afecta también la disminución de zonas verdes, la contaminación y el uso de pesticidas en jardines. Según un estudio realizado en Valladolid (España) el aumento de los campos electromagnéticos disminuye sus efectivos de manera considerable. Además la repoblación con especies vegetales exóticas también les afecta de forma negativa ya que sus semillas no son adecuadas para su alimentación.

En España en época invernal se concentra en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. Buscando un refugio al frio y encontrando muchas más dificultades que hace unos años para subsistir. Está claro que necesitan de nuestra presencia y se acostumbran a ella. En un estudio reciente sobre la distancia de huida con relación a la densidad de población humana los resultados fueron sorprendentes. Ya que se obtenían menores distancias de huida en lugares con grandes densidades humanas. Aunque ya no aparecen esos grupos de cientos de ejemplares que se alimentaban en los campos de la periferia de malas hierbas y semillas de cereales. Los desplazamientos que realiza en invierno de los puntos de alimentación a los dormideros no son superiores a 10 km. Un estudio interesante sin realizar sería ver si los desplazamientos que siguen los bandos siguen un cierto patrón migratorio o son aleatorios.

En Bruselas prácticamente ha desaparecido. Se encuentra casi al borde de la extinción en Edimburgo, Ghent, Glasgow y Hamburgo. Sus poblaciones han mermado en Alemania, Eslovaquia y República Checa en los últimos años de forma alarmante. Está incluido en la Lista Roja de aves del Reino Unido. Su disminución en Londres de 1994 a 2002 se cifra en un 60% según la RSPB (Royal Society for the Protection of Birds). En Francia se ha producido un descenso de su población del 20%, en Alemania de más del 50%, alcanzando el 60 % en Países Bajos, Italia y Chequia. En España el descenso roza el 11% en los últimos diez años viendo los datos que revela SEO/BirdLife. A pesar de haber colonizado recientemente las islas Canarias como polizón en algún barco.

Ante su declive podemos ayudar a estas aves proporcionándolas comida en comederos de terrazas y jardines o en los claros de los parques. No olvidemos que aprecian las cajas nido. Sobre todo las abiertas frontalmente. Además en época de cría podemos proporcionarles trocitos de algodón para forrar sus nidos. Sin olvidar lo gratificante que es sentarse en un banco de una plaza o parque con un trozo de pan duro y entretenerse en ver como lo devoran.

Recuerdo con añoranza como de joven en la ventana de mi habitación tuve la suerte de contar con la presencia un ejemplar de este paseriforme durante unas semanas de invierno. El alero del tejado y la propia ventana ofrecieron refugio improvisado durante esos días de frio a un gorrión común. Cuando al levantar la persiana por las mañanas lo veía por un instante salir volando sentía la fuerza del pequeño pajarillo por sobrevivir. Tras unos días se marcho sin más.

Esperemos que escenas como estas o las de inicio de este documento se sucedan por toda Europa en un futuro. No perdamos la oportunidad de hacer nuestras islas de asfalto un poco más salvajes. No dejemos que esos gorjeos desaparezcan entre el mobiliario urbano dejando un vacío que no sabemos si nos indica que este ritmo no es el adecuado para vivir. Tengamos en cuenta que los jardines y calles de nuestras ciudades y pueblos serian mucho más pobres sin estos pequeños camorristas. Hagamos lo posible por salvar a los gorriones.

EL GORRIÓN COMÚN DESAPARECE
5 (100%) 2 vote[s]

También te puede gustar...

2 Responses

  1. MarcV dice:

    Gracias , ya hace tiempo que conocía la problemática europea del gorrión, pero no tenia detalles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *