ASOCIACIÓN LA ENEA Y SU LABOR EN EL RIO TORMES

En el año 2015, y recién llegados a vivir a Salamanca, una pareja de biólogos decidimos comenzar a hacer un seguimiento de la avifauna a orillas del río Tormes. Nuestro objetivo inicial era hacer un trabajo similar al que llevan a cabo nuestros amigos de la Asociación de Educación Ambiental El Bosque Animado , que desde hace 10 años realizan censos mensuales de aves en el Guadalquivir a su paso por la ciudad de Córdoba.

Carbonero común (Parus major) | © Jorge Hernández León

Nos parecía muy interesante comparar lo que sucedía en dos sistemas muy parecidos, pues en ambos casos hablamos de tramos de río con una vegetación de ribera relativamente bien conservada – para ser entornos urbanos-, pero uno situado en el centro y el otro en el sur de la península ibérica. Así que diseñamos un protocolo de muestreo similar: once transectos de aproximadamente medio kilómetro cada uno que cubren todo el tramo del río Tormes a su paso por el núcleo urbano de Salamanca, incluyendo parte de Santa Marta de Tormes, un municipio adyacente. Desde entonces, una vez al mes hacemos un censo y comenzamos al amanecer a recorrer estos transectos, anotando todas las especies de aves que vemos y escuchamos en ellos.

Muy pronto este proyecto comenzó a tener entidad propia, y más allá de la posibilidad de comparar qué especies, en qué cantidad y cuándo se ve cada una en Salamanca o en Córdoba, nos dimos cuenta de la importancia de conocer y poner en valor el Tormes y sus riberas como refugio de fauna en el entorno de nuestra ciudad.

Jilguero (Carduelis carduelis)| © Ramón Ángel González

UN REFUGIO DE FAUNA EN LA CIUDAD

“¿Tantos pajarracos se ven allí?”- me dijo una vez mi padre, medio en broma pero muy sorprendido, cuando le comenté que ya llevábamos anotadas casi cien especies de aves en nuestros recorridos. La zona del río es un entorno muy frecuentado a lo largo de todo el año por los vecinos de Salamanca: corredores, ciclistas, paseantes, familias con niños… se trata de un enorme parque urbano muy apreciado por la ciudadanía, pero pocas personas son conscientes de la enorme riqueza y biodiversidad que alberga. Pocos se paran a mirar a los árboles o entre los carrizos, y si lo hicieran descubrirían que es bastante sencillo observar a los llamativos martines pescadores (Alcedo atthis) y hacerles una foto con las catedrales de fondo, o que todas las primaveras al menos una pareja de águilas calzadas (Aquila pennata) elige un álamo negro (Populus nigra) del entorno para hacer su nido. También crían los martinetes (Nycticorax nycticorax) y en ocasiones, si miras al cielo, puedes incluso ver buitres negros (Aegypius monachus) sobrevolando la ciudad.

Nido de Pájaro moscón (Remiz pendulinus) | © Jorge Hernández León

Nos pareció muy interesante compartir este conocimiento y ponerlo en valor, y también barajamos la posibilidad de implicar a nuestros vecinos en la observación y conservación de las aves, e incluso de ampliar la oferta turística de la ciudad de Salamanca mediante actividades de observación de aves. Por otro lado, y precisamente por ser un entorno urbano, el Tormes y sus riberas a su paso por Salamanca son más susceptibles de sufrir alteraciones derivadas de acciones urbanísticas poco respetuosas, por lo que nos pareció importante estar al tanto de futuros proyectos en la zona para poder sugerir a las autoridades, en su caso, acciones encaminadas a proteger la biodiversidad en el río.

Así surgió la idea de constituirnos como asociación, y nació La Enea. Aunque empezamos siendo dos, en nuestros paseos por el río se nos han ido uniendo otros compañeros, también aficionados a la fotografía y a la observación de aves.

Garceta común (Egretta garzetta)| © Ramón Ángel González

En nuestros recorridos hemos constatado la presencia de aves con algún grado de amenaza como el milano real (Milvus milvus), el milano negro (Milvus migrans), el morito común (Plegadis falcinellus) y el cernícalo primilla (Falco naumanni). Por otro lado, una de las particularidades de este entorno es que agrupa diferentes tipos de hábitat, lo que posibilita la presencia de especies asociadas a ecosistemas diversos: bosque de galería con diferentes tipos de páridos, carrizales en los que podemos encontrar carriceros (Acrocephalus spp.) y avetorillo (Ixobrychus minutus), cultivos de secano donde hemos registrado la presencia de cogujadas (Galerida cristata), zonas urbanas con paloma doméstica (Columba livia/domestica) o gorrión común (Passer domesticus), parques con coníferas en las que se mueve el carbonero garrapinos (Periparus ater), y la propia lámina de agua con especies como el ánade azulón (Anas platyrhynchos).

PASO MIGRATORIO

Durante estos años de observación hemos constatado la importancia del Tormes y sus riberas como pasillo natural durante los movimientos migratorios, y en los meses de otoño es muy frecuente la observación de especies como el papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca), papamoscas gris (Muscicapa striata), curruca zarcera (Sylvia communis) o mosquitero común (Phylloscopus collybita). Los primeros resultados y tablas detalladas del seguimiento mensual de aves serán publicados en el próximo número de la revista Arvícola, que edita la Asociación de Educación Ambiental el Bosque Animado.

En el futuro, y con vistas a cumplir nuestro objetivo de poner en valor la biodiversidad del entorno urbano del río Tormes, nos gustaría organizar charlas informativas e incluso algún voluntariado que implique a más colectivos de la ciudad como los estudiantes de la Universidad de Salamanca o las asociaciones de vecinos.

Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)| © Jorge Hernández León

AMENAZAS PARA LA AVIFAUNA DEL RÍO TORMES

Como consecuencia natural de nuestra vinculación con el río y su fauna, estamos empezando a detectar algunas amenazas para este valioso ecosistema. En el año 2017 empezamos a visitar regularmente las pistas de pádel ubicadas en el barrio de La Fontana, dentro del término municipal de Santa Marta de Tormes, muy cerca del río y de un arroyo que desemboca en el mismo. La proliferación de pistas de pádel con paredes transparentes o, a lo sumo, con siluetas de aves – que se ha demostrado que no son muy efectivas- es una causa creciente de un gran número de muertes por colisión.

Pistas de pádel del barrio de La Fontana en Santa Marta de Tormes Marta| © Jorge Hernández León

En nuestro caso hemos detectado, entre junio de 2017 y agosto de 2018, más de 33 ejemplares de 18 especies de aves fallecidas a causa de la pista de pádel (Cuadro siguiente). Un número que suponemos que será mayor, ya que muchos cadáveres serán retirados por perros, urracas y otros carroñeros.

Nombre comúnNombre científicoNúmero de ejemplares colisionados
Martín pescadorAlcedo atthis 5
Zarcero políglotaHippolais polyglotta1
Mosquitero ibéricoPhylloscopus ibericus 1
Mosquitero comúnPhylloscopus collybita 2
Gorrión comúnPasser domesticus 2
Gorrión molineroPasser montanus 4
Paloma torcazColumba palumbus 3
Tórtola turcaStreptopelia decaocto 1
Mirlo comúnTurdus merula 5
Colirrojo tizónPhoenicurus ochruros 2
Colirrojo realPhoenicurus phoenicurus1
Ruiseñor comúnLuscinia megarhynchos 1
Curruca tomilleraSylvia conspicillata 2
Papamoscas cerrojilloFicedula hypoleuca 4
Curruca zarceraSylvia communis 1
Curruca capirotadaSylvia atricapilla 1
Lavandera blancaMotacilla alba 1
Herrerillo comúnCyanistes caeruleus 1

 

Todos estos hechos fueron comunicados vía telefónica y por escrito a la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Santa Marta a finales de septiembre de 2017. Además, les hicimos algunas recomendaciones para la solución del problema, en concreto la sustitución de las siluetas de aves por vinilos con formas geométricas, tal y como se describe en el artículo de Vega y colaboradores publicado en la revista Quercus número 375, páginas 38-39. Se trata de un método de bajo coste con buenos resultados comprobados. Aunque nuestros interlocutores se mostraron interesados y preocupados por el tema – de hecho nos comentaron que tenían prevista la construcción de nuevas pistas de pádel en el municipio y que contarían con nuestras sugerencias para evitar nuevas colisiones-, hasta la fecha, casi un año después, no se han vuelto a poner en contacto con nosotros.

Tórtola turca y Martín pescador muertos por colisión | © Jorge Hernández León

Mientras tanto, las aves siguen muriendo al colisionar con la pista de pádel, y también hemos constatado la construcción de al menos una nueva pista en el municipio en la que se han vuelto a colocar las ineficaces siluetas de aves.

Río Tormes | © Sergio de Haro

CONTACTA CON NOSOTROS

Si vives o visitas con frecuencia la ciudad de Salamanca y te apetece echarnos una mano o salir con nosotros a conocer la fauna del río Tormes, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico (asociacionlaenea@gmail.com).

Si acostumbras a pasear por el río y has detectado alguna amenaza ambiental, tienes fotos que nos ayuden a denunciar problemas como el de las pistas de pádel, o se te ocurre cualquier otra idea para colaborar con nosotros e intentar proteger esta área natural tan valiosa, estaremos encantados de charlar contigo.

¡Te esperamos!

Victoria González y Sergio de Haro

ASOCIACIÓN LA ENEA Y SU LABOR EN EL RIO TORMES
5 (100%) 9 vote[s]

También te puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *